Atrás a Blog

Descubre los secretos subterráneos de Granada

a view of a building

Descubre los secretos que esconde Granada

Visitada y fotografiada hasta la saciedad, Granada (España) ha estado cubierta por un manto de maravillas como La Alhambra sin saber que en su subsuelo existe un mundo de pasadizos y tesoros ocultos.
“16 kilómetros de túneles, sótanos y pasadizos de los 50 que podrían existir. No hay documentación sobre el tema, sólo el testimonio de la gente y las leyendas”. Nos cuenta César Requesens, un veterano periodista de la ciudad.

a wooden door

Uno de los relatos que han sobrevivido mil años habla de la existencia de una mina de oro detrás de la colina que sostiene a La Alhambra de Granada.
“La historia sonaba a cuento porque no había datos. No obstante, cuando fuimos a investigar nos encontramos con 120 hectaréas de una mina de oro que había sido explotada desde la época de los romanos”, describe Requesens.

a close up of a treasure

 

Debajo del Sacromonte se encontraron los Libros Plúmbeos, 22 láminas de plomo grabado también conocidas como el quinto evangelio. En ellos, supuestamente, la virgen María conciliaba el Islam y el Cristianismo. Actualmente los puedes visitar en la Abadía del Sacromonte.

Libros Plúmbeos

“Debajo de La Alhambra hay cuatro pasadizos de varios que aún no se han abierto al público, uno de ellos al parecer era para que el califa huyera en caso de asedio. Es un recinto fortificado con túneles para escapar o para atacar al enemigo por sorpresa”, comenta Requesens.

a person standing in front of a building

El tesoro perdido del califa Boabdil

Después de cinco siglos de la expulsión de los árabes todavía hay una codiciada leyenda que impregna la imaginación de los granadinos: el tesoro perdido de Boabdil, el último califa de Granada.

El tesoro de Boabdil

“Se cree que cuando los cristianos tomaron la ciudad en 1492 muchos árabes dejaron sus tesoros escondidos debajo de la tierra. Puede ser que la colina en la que está La Alhambra sea aurífera, es decir que contiene oro. Así el tesoro de Boabdil sería la propia montaña”

 

Fuente: BBC